Publicado el Domingo, 19 de agosto de 2012

En este número nos vamos a centrar en ver las características de la piel masculina, en principio cumple la misma función que la femenina, pero existen factores fisiológicos que las diferencian.

• En primer lugar la epidermis de los hombres es un 16% más gruesa que la de la mujer, y tiene una textura es más rugosa.
• Contiene más cantidad de colágeno, lo que la hace más resistente a las agresiones externas.
• Tiene una mayor secreción de grasa. Las glándulas sebaceas se mantienen toda la vida activas, a diferencia de las mujeres que a partir de la menopausia reducen considerablemente su actividad, por lo que los hombres tendrán una piel con más imperfecciones y brillos.

Hay factores externos que afectan por igual a la piel masculina y femenina, como puede ser el cansancio, el estrés, una dieta desequilibrada, la contaminación, no hacer ejercicio físico, problemas de salud, etc….pero hay factores externos típicamente masculinos, como puede ser: el afeitado. El afeitado diario puede provocar una alteración de la actividad celular, lo que deriva en deshidratación, sequedad, picor, sensación de tirantez y erosiones en la piel.

¿Qué pueden hacer los hombres para mejorar la actividad celular y prevenir estos síntomas?. En primer lugar tienen que aportar sustancias que mejoren la actividad de las células, como puede ser la vitamina C, que estimula la síntesis de colágeno, y el magnesio, que favorece el recambio celular en la epidermis. En segundo lugar deben adquirir hábitos cosméticos saludables, para mantener su piel sana y cuidada, como puede ser una limpieza diaria, aplicar un tratamiento para después del afeitado, hidratar la piel y protegerla del sol con cremas que incorporen filtros solares UVA y UVB.
Y para finalizar, recordaros una vez más que una piel sana es síntoma de buena salud.