Publicado el Jueves, 17 de mayo de 2012

En el número anterior animaba a utilizar una  cosmética natural como alternativa a la cosmética tradicional que nos ofrece la industria, pero ¿sabemos lo que significa el término “natural”?, si nos fijamos últimamente en la publicidad comercial, la palabra natural se usa para anunciar todo tipo de productos, pero en el caso de los productos cosméticos, la palabra natural tiene connotaciones distintas. Un cosmético natural tiene que tener un mínimo del 50% de ingredientes vegetales procedentes de la agricultura ecológica. Si queremos que nuestro cosmético tenga la etiqueta de ecológico, deberá contener un porcentaje mínimo del 95% de ingredientes vegetales procedentes de la agricultura ecológica.
Por otro lado, no debemos confundir o unir estos términos con el de cosmética artesanal. Un producto artesano es aquel que está elaborado de forma manual y en pequeñas cantidades, pero puede ser natural o no, todo dependerá de los ingredientes utilizados para su elaboración.
En el caso de la cosmética tradicional, el uso de colorantes y aromas sintéticos, aceites minerales (procedentes del petróleo) y conservantes químicos, como los parabenes, prohibidos en Francia y en otro países dela Unión Europea, y permitidos en España, debería hacernos reflexionar sobre el tipo de productos que queremos para cuidar y proteger nuestra piel cada día.

Publicado en El Pregonero de Uceda Nº 8 de Abril del 2012

http://pregonerodeuceda.blogspot.com.es